¡Usa el sexo para ponerte en forma!

0
Compartir
trabajar desde casa

De todos es sabido que el sexo aporta innumerables beneficios para la salud, pero si además tenemos en cuenta que una buena sesión de sexo puede equiparar a una de gimnasio, todavía nos gusta más.

Existen muchas posturas que se pueden practicar durante las relaciones sexuales, algunas de lo más cómodas y tranquilitas y otras en las que hay que ser verdaderos contorsionistas para poder llevarlas a cabo. Pero si además de disfrutar queremos perder algo de peso y ejercitar algún músculo, estas son algunas posturas que podemos practicar:

trabajar desde casa
trabajar desde casa
trabajar desde casa

Posturas-sexuales

  • GPS: ella deberá sentarse en algo alto, como en un taburete o un mueble mientras estira sus brazos y piernas y los coloca en los hombros de él. Él deberá ponerse frente a ella rodeándola con los brazos por la cintura. Se trabajarán los glúteos, abdominales y muslos.
  • Perro erguido: él tendrá que colocarse de rodillas y bajar la cadera hasta que consiga apoyar su trasero en sus talones. Ella estará de espaldas frente a él, haciendo que sus pies entren en contacto los testículos. Conseguirán trabajar abdominales, glúteos y el flexor de la cadera.
  • Granjero: él deberá colocarse de pie apoyado en la pared y cargarla a ella situándola a la altura de las caderas y apoyando sus rodillas en la pared. Luego deberá inclinarla hacia abajo hasta que pueda poner las manos en el suelo. Se trabajarán los tríceps, las lumbares y el músculo dorsal ancho.

Así que, para todos aquellos que queráis seguir esta rutina, ya podéis decir que tenéis un gimnasio sexual en casa.

Dejar una respuesta