Compartir
trabajar desde casa

Puede que si vives en un iglú aislado de toda humanidad en el mismísimo Polo Norte o tal vez en una casa del árbol en medio de la selva africana alejado del mundo, no te hayas enterado todavía, pero que sepas que Cincuenta Sombras de Grey es el bestseller del momento, y no un bestseller cualquiera no, es el libro que ha despertado el apetito sexual de muchas mujeres. Este libro erótico, si has leído bien, ha causado sensación en el público femenino. Una novela de amor diferente salpicada por grandes dosis de sexo, secretos y sentimientos encontrados. Y es tanto el furor que ha causado, que si eres de este planeta seguro que más de una amiga tuya o incluso tu pareja, tu hermana o tu madre, se lo esté leyendo.

Y si tu pareja se lo ha leído y ya está por el segundo o por el tercer libro de esta triología, ¡es hora de pasar a la acción! Para ello te presentamos la colección oficial de artículos eróticos de Cincuenta Sombras de Grey de la mano de La Caja de Grey.

trabajar desde casa
trabajar desde casa
trabajar desde casa

La colección se compone de dos líneas de productos, “Bondage” y “Juguetes” que incluyen una completa gama de artículos entre los que se cuentan varios modelos de vibradores, bolas chinas y diferentes artículos bondage como un kit de sujeción a la cama, un látigo de tiras, un azotador de satén y una fusta.

El regalo ideal para ti en un momento genial para ella que estará entusiasmada por tener placer con Charlie Tango….obviamente tu no sabes de lo que hablo. Pero ella sí. Conoce muy bien ese nombre. Y tu con está colección de juguetes sexuales muy pronto también lo conocerás.

Sólo como dato: En el  Reino Unido se han llegado a vender 6.000 unidades de bolas chinas en un solo día. El éxito de Grey es más que palpable…6.000 bolas chinas en un sólo día!

– Nos proponemos complacer señorita Steele – murmura Christian.
Camina a mi alrededor, sacude la fusta y me azota por debajo el trasero.
-¿Te gusta esto, Anastasia?- me dice
– Sí-
Me vuelve a azotar en el culo. Esta vez duele.
– Sí, ¿qué?
– Sí, señor.

Dejar una respuesta