Compartir
valentina doll
trabajar desde casa

Valentina es brasileña y virgen, según el prototipo de mujeres de ese país, sus rasgos son una boca amplia y carnosa, unas caderas turgentes y duras y como si ello no fuera suficiente, además es muy joven, rubia y de ojos azules.

Hasta aquí la noticia podría ser hasta “normal” hoy en día (¿dónde quedó la línea que delimitaba lo que era normal de lo que no?) así que retomo, podría ser una noticia más de las muchas que nos llegan a diario, pero creo que esta bien vale una mención especial, porque hablamos de Valentina, una muñeca hiper realista concebida para el placer.

trabajar desde casa
trabajar desde casa
trabajar desde casa

Alto, alto, alto, lo repito por si alguno no lo ha entendido a la primera, Valentina, esta brasileña perfecta, no es real (bueno, real si que es, pero no de carne y hueso) es una muñeca sofisticada para el placer sexual, una muñeca de última generación que le da un millón de vueltas a las clásicas muñecas hinchables de toda la vida y por eso hay quien está dispuesto a dejarse 50.000 dólares (unos 38.000 euros) para ser el primero que descubra sus más profundos secretos.

Real Doll, una empresa americana (como no!) que se dedica desde hace años a la ardua labor de crear las muñecas más sofisticadas y realistas que existen, sus precios arrancan por encima de los 5.000 dólares (unos 3.800 euros) y pueden llegar, como en el caso de Valentina, hasta los 38.000 euros, lo cual te daría el “privilegio” de ser el primero que llega tan lejos con la brasileña en cuestión, aunque si has pagado ese dinero, por ser dueño de su virginidad y quieres que la noticia se sepa, tendrás que contarla tu mismo porque, aunque la muñeca es muy realista no dirá ni “mu”.

Todo este rocambolesco culebrón sucedió en la Muestra Internacional de Muñecas Hinchables, en Brasil, nosotros no juzgamos a nadie (Dios nos libre!), pero curioso si que es.

valentina-muneca-hinchable-real-doll-00-900x506

Dejar una respuesta