Compartir
la-disfuncion-erectil
trabajar desde casa

Mitos y realidades sobre los problemas de erección

El término disfunción eréctil, conocido comúnmente como impotencia, es una de los términos más temidos por el sexo masculino. Un trastorno que se ve reflejado en los problemas a la hora de tener o mantener una erección que, a diferencia de lo que muchos piensan, pueden venir dados por múltiples causas, tanto de tipo físico como psicológico.

¿Cuáles son las causas de la disfunción eréctil?

Posiblemente una de las principales dificultades para disfrutar del sexo, más extendidas de nuestro tiempo, son los problemas de erección. Estos pueden venir dados, en gran medida, debido a nuestros malos hábitos de vida y alimentación. Tabaco, alcohol o una dieta basada en comida basura, causante de colesterol u otras dolencias, son algunos de los causantes de una temprana aparición de la disfunción eréctil en jóvenes.

trabajar desde casa
trabajar desde casa
trabajar desde casa

Según los médicos de euroClinix, clínica online, la impotencia puede ser en muchos de los casos un trastorno temporal, derivado de nuestros estado de ánimo, estrés laboral o, incluso, el hecho de conocer a una nueva pareja sexual. Momento, en el que muchos hombres se someten a la presión de “quedar a la altura” y no defraudar, de los que se puede obtener, desafortunadamente, justo el efecto contrario.

Siendo estas causas de tipo psicológico, los especialistas de esta clínica afirman que, hasta el 20% de los problemas de DE forman parte de esta tipología. Entre otras de sus causas también podemos encontrar, la falta de deseo o autoestima. Un trastorno que, de forma general, acaba desapareciendo al cabo de unos meses cuando el hombre encuentra la estabilidad emocional.

En segundo lugar, están las causas de tipo fisiológicas, las más conocidas como causantes de los problemas sexuales. En su mayoría acusadas en hombres de mayor edad, colesterol, diabetes, daños en la espina dorsal o operaciones quirúrgicas, son los principales determinantes de la dificultad a la hora de obtener y mantener una erección suficiente para la penetración.

Mientras, el último lugar, y como ya comentábamos anteriormente, el estilo de vida y hábitos como la ingesta de alcohol o drogas, y fumar pueden provocar impotencia. Una realidad que, en este caso, afecta a hombres de toda edad y condición.

Dejando a un lado el mito de sufrir impotencia como síntoma de envejecimiento o pérdida de libido o deseo sexual con los años, queda demostrado que los trastornos de erección están ampliamente influenciados por nuestras actuaciones rutinarias. Una realidad con fácil solución, adquiriendo hábitos y conductas beneficiosos para nuestra salud y que, a su vez, nos permitan disfrutar de una mejor calidad de vida y por qué no decirlo, ¡disfrutar de una manera plena del sexo!

Soluciones contra los problemas de erección

Además, de los múltiples y eficaces tratamientos contra la disfunción eréctil que existen hoy día en el mercado. Una de las soluciones más propicias ante los problemas diagnosticado de erección por causas físicas, así como una ayuda ante los trastornos temporales derivados del estrés o la depresión, existen otras muchas opciones para evitar la impotencia a largo plazo:

  • Dieta sana y equilibrada
  • Dejar de fumar
  • Reducir el consumo de alcohol
  • Realizar ejercicio diario
  • Evitar auto someterse a demasiada presión ante el sexo
IMPORTANTE: Este artículo es informativo y no constituye un diagnóstico médico, por lo que no debería utilizarse como tal, para cualquier consulta o duda referida a su salud debe acudir a su médico o centro de salud más próximo.

Dejar una respuesta