Compartir
trabajar desde casa

Esta morenaza con cara de niña se llama Vanessa Gil Ferreras y tiene 21 años, es de Burgos y empezó su carrera como modelo apenas cumplidos los 18, el detonante fue un amigo con buen ojo (todo hay que decirlo) que le vio potencial y, a juzgar por la portada de 609 de Octubre nos damos cuenta de que esta chica lo vale. Lo que ven es lo que hay ya que Vanessa es partidaria de usar poco maquillaje en la cara para mantener su piel sana, una de sus debilidades inconfesables es el chocolate, que no puede (ni quiere) dejar de comerlo.

Le gusta viajar a destinos románticos donde poder perderse entre la gente, donde compartir paseos en complicidad y cenas íntimas, su prototipo de hombre es educado, inteligente sin perder ese puntito erótico del “savoir faire” masculino.

trabajar desde casa
trabajar desde casa
trabajar desde casa

Vanessa Gil Ferreras es una chica que entre semana podrías cruzar en algún sitio sin darte cuenta y pasar inadvertida, porque sabe hacerlo, pero cuando echa mano de sus talento y actitud sumado a su natural belleza debes estar seguro de que no podrás verla pasar sin hacer un momento de silencio.

Fotógrafo: David Montañana Lluch
Model: Vanessa Gil Ferreras
Make-up: Mariabetzabe Torrijo

2 Comentarios

Dejar una respuesta