Compartir
trabajar desde casa

Hay nombres que todo hombre que se precie debería conocer y recordar, uno de ellos es el de Beth Humphreys, una preciosidad británica perteneciente a la nueva (y creciente) generación de “galm models” británicas. Para decirlo de un modo claro Beth Humphreys es preciosa por donde la mires, tiene unos pechos perfectos, de buen tamaño (y naturales), una boca perfecta que le permite mostrar una sonrisa que derrite, unos ojos llenos de sensualidad que ponen a sudar hasta al más frío, un cabello que más parecen crines (y si, la analogía encaja perfectamente) y por si todo esto fuera poco, tiene un culo redondo y perfectamente colocado en su sitio. Lo que se dice una preciosidad sin “peros”.

Ya es un hecho innegable, que la cantera británica de bellezas se está dejando ver y que está influyendo con mucha fuerza en lo que al canon de belleza actual se refiere, modelos atléticas, con grandes melenas y grandes pechos naturales y en su mayoría con cara de no haber roto un plato en la vida. Beth apenas ha pasado la barrera de los 20 años y ya se la disputan la mayoría de las revistas más importantes británicas y del mundo para sacarla en portadas y reportajes y con toda razón, es innegable que la belleza mueve montañas y sus más de 14.000 seguidores en twitter pueden dar fe de ello @_BRH_ (les pasamos su Twitter porque allí cuelga bastantes fotos íntimas).

trabajar desde casa
trabajar desde casa
trabajar desde casa

No hace falta decir más, mejor es verla. Acuérdense de este nombre Beth Humphreys, vale la pena.

Dejar una respuesta